Enzo Bodel

Amanecer del Ser

Marfil de Luna
polvo de estrellas,
soñar soñando
toda la Tierra,
iluminaba la oscuridad.

Acariciar mi nuca, tacto
brillando la luz más pura
comisura, en los labios del destello.
Dejas mi miel de dulce idea. Que
lunáticos poetas amarán.

Besan con palabras
desnudan sin quitar la ropa
olvidan y aman con la primera rosa.
Ven caer la gota en su recaer,
barriendo la esquina donde se lamenta el soñador.

Son versos de Luna
sonidos de mar
miraban aquellos
su sigiloso brillar.

Mágico se alumbra
jardín de realidad
soñamos aquellos
para descansar.

Y ahora me despierto,
ensoñando la noche
en la locura agazapada:
déjame besarte los labios,
necesito saber lo que es amar,
anidar entre mis brazos
manos y caricias,
entre exclamaciones recordarme:
soy de carne, no solo un ensoñar.