Cena en familia

4 mayo, 2015 0 Por ani

Qué bella eres Vida. Qué maravillosas son tus causalidades y como nos tratas a todos para que en el momento exacto hagas aparecer la antorcha que hace falta para encender la nuestra propia y así poder dejarnos alumbrar nuestro camino cuando entramos en la cueva y las tinieblas del saber.
Que fascinante te vuelves al dejarnos compartir, entre hermanos, aquello que aprendimos en nuestras batallas. No dejes de hacerme sentir como sientes. No me abandones en el estancamiento y te sumas a ser una carga sobre mi espalda. Haz que aprenda a quererte pese a las adversidades, sigue enseñandome a ver donde las miradas sin brillo no son capaces de ver. Ayudame a encontrarme con los mios y aprender de ellos y que ellos aprendan que la única forma de llevar a cabo nuestra ansiada revolución es a traves de la unión del conocimiento colectivo. Cambiar de prisma e infiltrarse en el colectivo corrompido para que realmente nuestra lucha no sea en vano y cada paso que se dé está cada vez más cerca para el nuevo orden.
Si estamos aquí no es solo por estar. Sino, que gracia tendría esto?
Maravillosa Vida ayudame a hacerles ver que la union hace la fuerza y que todos somos el reflejo propio de uno mismo. Erradicanos del falso saber, de las falsas doctrinas, de los falsos profetas.
Trae contigo tu magia, allá donde vayas, allá donde te vean.
Que nadie deje de hacerte brillar